Inicio » Investigación » DI LAB » Vivienda
 
VIVIENDA

 

La creciente demanda de vivienda en nuestro país está cada día más lejos de ser cubierta, las razones son evidentes, los precios son elevados y la construcción es lenta.

Ambas razones son provocadas en gran medida por dos factores obsoletos: los sistemas constructivos empleados y la configuración tradicional de lo que debería ser una vivienda.

Estos factores junto con la necesidad de abatir costos han provocado inevitablemente la disminución de la calidad, la reducción  del espacio habitable y el uso de partes prefabricadas para empatar tiempos.

En cuanto a los sistemas constructivos basados en materiales pétreos y ensamble primordialmente artesanal  difícilmente pueden eficientarse, principalmente por el gran desperdicio de horas hombre, la espera en el tiempo de fraguado de las mezclas, el peso en el transporte de los materiales, la construcción en sitio a la intemperie y la imprecisión de los cálculos que generan siempre un gran desperdicio de material sobrante.

Por tal motivo el DILAB VIVIENDA INDUSTRIALIZADA tiene como objetivo central proponer alternativas de casas, de extraordinaria calidad a precios accesibles, explorando la posibilidad de  convertir a estas en auténticos objetos-producto ya que la industrialización otorga las siguientes ventajas:

Garantiza altos volúmenes de producción disminuyendo considerablemente el precio y tiempo de entrega de los productos con extraordinaria calidad, porque permite una construcción organizada, exactitud en partes y procesos, mínimos de desperdicio de materiales y mano de obra, compras programadas y no tiene limitantes en cuanto a clima y horario.

En pocas palabras, se realiza un trabajo más organizado y con alta eficiencia progresiva, que ofrece ventajas al país, al productor, al trabajador que le da un empleo más digno, más seguro y mejor remunerado que el caso de un albañil, por relacionarlo al tema y desde luego beneficios al comprador y al usuario.